Comunicados
 
Rosalía Viñas impedida de salir de Cuba
5 de marzo de 2018
La integrante del Centro de Estudios Convivencia suma ya dos prohibiciones de salida. Primero para asistir al Internet Governance Forum y ahora al Internet Freedom Festival.
 

El Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) se solidariza con la colega Rosalía Viñas, integrante del Centro de Estudios Convivencia, quien el pasado 2 de marzo por segunda vez no pudo salir de Cuba, ya que según le informó el mayor Joaquín de la Seguridad del Estado: se encontraba “regulada” con prohibición de salida en virtud del artículo 25 de la actual ley migratoria que en su inciso h dice: “Cuando por otras razones de interés público lo determinen las autoridades facultadas”. Rosalía se disponía a viajar a España para participar en el #IFF (Internet Freedom Festival), cuando en la tarde del jueves 1 de marzo se presentó en su domicilio la Seguridad del Estado prohibiéndole salir del país porque aparecía en el SUIN (Sistema Único de Identificación Nacional) como “regulada” con prohibición de salida de Cuba. El año pasado también le prohibieron la salida del país por la misma razón. Fue el 15 de diciembre, cuando iba a participar en el Internet Governance Forum.

En esa ocasión, la activista realizó una reclamación por escrito tal como dicta el reglamento, pero en sus palabras: “no fue hasta pasados 33 días que recibí la llamada telefónica de la capitana Yanet, el 17 de enero, a las 5 de la tarde, para comunicarme que ya no estaba ‘regulada’. Volví a Inmigración en busca de una explicación a mi reclamación y fue totalmente en vano”.

El 2 de marzo la activista se presentó en la Oficina de Trámites de Pinar del Rio donde radicó una “reclamación de prohibición de salida del país”, en la cual expuso todo lo sucedido y pidió que se le respete el derecho a viajar libremente y que se le informe de manera escrita la causa de la regulación migratoria que le ha impedido salir del país.

Desde CADAL se denuncia que el gobierno de Cuba está violando el Artículo 13 inciso 2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos que reconoce que “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”.

Para Gabriel Salvia, Director General de CADAL, “resulta insólito que el único país de América Latina que prohíbe la libertad de movimiento de sus ciudadanos sea el mismo que lleva más años representando a esta región en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU creado a fines de 2006”.

 
 
Website Security Test