Puente Democrático
 
Comunicados
 
Cumbre de las Americas en Lima: Solidaridad frente a la exclusión y represión a nuestros colegas demócratas de Cuba
5 de abril de 2018
El Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) decidió no participar en el Foro de la Sociedad Civil de la OEA en la Cumbre de las Americas en Lima, en solidaridad con los colegas demócratas cubanos y en rechazo a compartir un espacio con quienes representan a un gobierno dictatorial y no tienen nada que ver con la sociedad civil.
 

En la Cumbre de las Americas del 2015, celebrada en Panamá, el gobierno de Cuba llevó a sus tropas de choque, representantes de organizaciones y entidades oficialistas, para exportar su principal producto: la intolerancia política. Así, impidieron la realización de las actividades de la Sociedad Civil y entonaron cánticos contra el propio organismo a cuya Cumbre asistían ("pa lo que sea Raúl pa lo que sea, no nos importa la OEA") y hasta el deplorable y fascistoide "machete que son poquitos, machete que son flojitos", dirigido a los representantes de la sociedad civil independiente y pacífica de Cuba.

Ahora para la Cumbre de las Americas en Lima, con el antecedente de lo sucedido en Panamá, la OEA degrada el espacio de la sociedad civil aceptando una coalición integrada por representantes de la sociedad incivil/progubernamental de Cuba, como es el caso de la denominada "Por un Mundo Inclusivo y Respetuoso", nombre que resulta un chiste de mal gusto.

Al mismo tiempo, la OEA le sigue extendiendo a las OSC independientes de Cuba la ilegalidad que el régimen militar de los Castro les impone por no compartir la visión dogmática y de pensamiento único de "los fines de la sociedad socialista". Es decir, las organizaciones pro democráticas en Cuba que no son reconocidas legalmente en su país no cuentan a su vez con un reconocimiento para registrarse ante la OEA, para lo cual el organismo podría considerar sus actas constitutivas, el estatuto y una o varias recomendaciones de OSC ya registradas ante el organismo hemisférico. En consecuencia, los activistas democráticos cubanos que han podido asistir desde la Asamblea General en Asunción del Paraguay en adelante, lo han hecho registrándose en representación de OSC de otros países, como ha sido el caso de CADAL. 

A lo anterior se suma que la dictadura cubana, como lo denuncia la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), arbitrariamente les impide salir del país a los opositores, por lo cual el número de demócratas cubanos que residen en la isla será muchísimo menor en Lima que los que asistieron a la Cumbre en Panamá.

Por tal motivo, el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) decidió no participar en el Foro de la Sociedad Civil de la OEA en la Cumbre de las Americas en Lima, en solidaridad con los colegas demócratas cubanos y en rechazo a compartir un espacio con quienes representan a un gobierno dictatorial y no tienen nada que ver con la sociedad civil.

CADAL en cambio organizará en Lima una conferencia titulada “El derecho a la democracia en Cuba” y sus integrantes participarán en la capital del Perú de varios eventos alternativos a la Cumbre de las Americas.