Comunicados
 
Activista LGTBI víctima de vejaciones a su regreso a Cuba
23 de abril de 2018
Leodán Suárez Quiñones, de 25 años, activista LGBTI y miembro del partido Cuba Independiente y Democrática en Pinar del Río, fue detenida e interrogada el sábado 21 de abril en el aeropuerto de La Habana por miembros de la Seguridad del Estado y la Policía Nacional Revolucionaria, a su regreso de Buenos Aires.
 
Leodán Suárez Quiñones

Leodán viajó a la Argentina invitada por CADAL para participar en  un taller de capacitación, mantener una serie de reuniones de intercambio con organizaciones LGTBI y otros referentes sociales, y realizarse exámenes de rigor para el tratamiento de su enfermedad (es portadora del VIH y su salud está extremadamente deteriorada). Por su condición de  opositora y activista, no es atendida ni tratada en Cuba.

Al respecto, en una reciente entrevista realizada por Diario de Cuba, la activista aseguró que  desde hace un tiempo encuentra obstáculos para recibir asistencia médica tanto en el Hospital Abel Santamaría, de Pinar del Río, como en el Instituto de Medicina Tropical (IPK), de La Habana.

Como sucedió a su salida de Cuba a finales de marzo, donde fue víctima de vejaciones, burlas y el registro y decomiso de  sus pertenencias, en esta ocasión la activista fue retenida mientras se encontraba en la fila para pasar por inmigración. Acto seguido fue llevada a una oficina donde se encontraba personal de inmigración, agentes de la Seguridad del Estado vestidos de Civil y algunos policías que le escupieron en la cara, le quitaron algunas pertenencias como libros – entre ellos “Historia de la Homosexualidad en la Argentina”, de Osvaldo Bazán - y dinero, y le manifestaron que se encontraban al tanto de todo lo que ella realizaba fuera de Cuba y de todo lo que decía en entrevistas y otros medios en contra del régimen. De igual manera, le manifestaron que  si antes  no podía tener acceso a los tratamientos médicos necesarios para controlar su enfermedad, ahora mucho menos debido a sus actividades “contrarrevolucionarias”.

Suárez Quiñones es transgénero y en las múltiples detenciones de las cuales ha sido víctima, siempre se ha enfrentado a malos tratos y discriminación por parte de los  miembros de la Policía cubana y otros agentes de la Seguridad del Estado, una realidad que afecta a gran parte de la comunidad LGTBI en Cuba, en un régimen que vocifera inclusión pero que en la práctica reprime y persigue a las minorías, en especial a aquellas que no se ciñen a la ideología y consignas revolucionarias.

Entre sus intercambios en Buenos Aires, Leodan mantuvo una reunión con Álvaro Zicarelli, analista de política internacional -quien le obsequió el libro de Osvaldo Bazán-, y la funcionaria Mara Pérez Reynoso, titular del Área de Diversidad y Antidiscriminación del Ministerio de Seguridad de la Nación.

CADAL hace un llamado a las autoridades del gobierno de la República Argentina que mantienen intercambios oficiales con la embajada de Cuba en Buenos Aires, para que expresen formalmente su protesta ante este tipo de arbitrariedades a la que se ven sometidos opositores pacíficos cubanos que visitan nuestro país.

 
 
Website Security Test