Puente Democrático
 
Comunicados
 
Disidentes cubanas criticaron a los argentinos que participaron en la Feria del Libro en Cuba
15 de febrero de 2007
La prestigiosa neurocirujana cubana Hilda Molina y Gisela Delgado, titular de las Bibliotecas Independientes de Cuba, fueron consultadas en el programa radial “Apertura Latinoamericana”, sobre la participación de una numerosa comitiva argentina en la Feria del Libro que se realiza en la Habana.
 

La prestigiosa neurocirujana cubana Hilda Molina y Gisela Delgado, titular de las Bibliotecas Independientes de Cuba, fueron consultadas en el programa radial “Apertura Latinoamericana”, sobre la participación de una numerosa comitiva argentina en la Feria del Libro que se realiza en la Habana.

Hilda Molina:

Hilda Molina junto a las fotos de sus nietos“Yo les pido a esta gente que visitan Cuba, que cuando vengan tengan un poco de respeto por el pueblo cubano, que no se conformen con las vitrinas que les muestra el gobierno sino que pidan o salgan a ver la verdadera realidad: el pueblo hambreado, indigente. Que no vayan a la vitrina, que vayan a la realidad del pueblo y que traten de entrevistarse con personas con distintos puntos de vista, que estamos aquí y que simplemente no compartimos las posiciones gubernamentales como sucedió con muchos de ellos cuando no compartieron las posiciones de las dictaduras militares que tuvieron allí. Que vengan a Cuba. Pero que sean justos con el pueblo de Cuba y con su propia conciencia y coherente con su pensamiento, por lo menos con lo que predican. Entonces traten de conocer la realidad de Cuba para que no cometan las injusticias y las ridiculeces de hablar las cosas que han hablado públicamente, diciendo que este es uno de los países más libres y solidarizándose con un sistema totalitario de corte stalinista”.

“Muchos que han hablado con los medios de prensa se han comportado como voceros del gobierno cubano. Es muy preocupante y además raro que personas que provienen de un país donde se vivió una dictadura militar, y que sufrieron tanto ahí en Argentina, sean capaces de apoyar de la manera en que lo están haciendo al sistema cubano con sus expresiones, porque no solamente se limitan a sus expresiones artísticas, literarias, etc.”

“Inclusive hay personas que lo han calificado por televisión como el país más libre que han visitado. Es una cosa sobre la que hay que llamar la atención para que la sepan los argentinos. Algunos de estos intelectuales o artistas llamados progresistas deberían saber que el lugar donde se está realizando la feria, que lo quieren convertir ahora en un lugar de cultura, es un lugar siniestro. Allí ocurrieron un número indeterminado y desconocido de fusilamientos de personas por el solo hecho de pensar diferente al gobierno”.

“Aquí los libros que se editan y difunden son aquellos que el gobierno quiere. Hay libros prohibidos de autores cubanos, inclusive hay escritores cubanos que una vez que han muerto en el ostracismo, apresados, perseguidos, ahora el gobierno se apropia de su nombre porque fueron grandes autores, como Lezama Lima. Esto después de que murieron cruelmente perseguidos. Jamás se publicaría un libro de Hilda Molina como es lógico”.

“Otra cosa importante es que el pueblo está feliz disfrutando las fiestas. Este pueblo está ávido de que se le brinde algo, entonces se da una feria donde se venden libros baratos, para niños, se venden alimentos, entonces el pueblo va porque está ávido de un escape. No significa que el pueblo sea libre como algunas personas argentinas dijeron por televisión. Esto es bueno que se sepa. Este problema de la falta de libertades, de violaciones a los derechos humanos sistemático con la población, de mutilación de todas las libertades, eso es innegable; y cuando vienen aquí  a hacer loas del gobierno sencillamente están perjudicando al pueblo de Cuba”.

Gisela Delgado:

Gisela Delgado“Esperábamos más solidaridad como siempre del mundo a nivel internacional y mas de Latinoamérica que, como decía Hilda, también ha sufrido de dictaduras y que haya un entendimiento de esas personas que sufrieron y pasaron la dictadura como hoy nosotros que estamos bajo una dictadura tan cruel. Existen bibliotecarios, periodistas, personas que en sí defienden los derechos humanos en Cuba y están encarcelados a largas condenas de prisión y en los casos que se han dado licencia extra penal, se han dado bajo condiciones de un deterioro grave de su salud. Recientemente tuvimos uno que se convirtió en  mártir de los 75 y por sus condiciones de salud. Realmente pensábamos que íbamos a tener más solidaridad y no ha sido así. Las ferias del libro pasan un año tras otro y se convierten sencillamente en galardonar al estado cubano. Las  editoriales cubanas editan y reeditan los mismos títulos todos años y eso no es lo diverso y mientras no se  brinden las libertades al pueblo cubano, será un lugar donde los muertos que hubieron en ese lugar no descansarán en paz, aunque se trate de hacer otros discursos, aunque se trate de llevar música, no existe la necesaria o la verdadera reconciliación de esos cubanos que hoy ostentan ese poder, sea de la cultura o sea que lo que realmente representan es el Estado y al partido único que hoy en Cuba está presente”.

“A lo mejor mi biblioteca independiente tiene más títulos variados que lo que puede ofrecer la feria del libro al pueblo cubano. La oferta es muy poca y usted puede encontrar en una biblioteca más títulos variados que lo que va a encontrar en la feria. Además esos libros que están en la feria tuvieron que pasar por lo censores, lo que determina si esa literatura puede estar ahí presente. En ningún momento vi La Fiesta del Chivo  de Vargas Llosa, que es una personalidad de la literatura latinoamericana, u otras personalidades como Milán Kundera o Arturo Pérez, o los intelectuales que se nombraron que fueron al exilio o fueron a prisión y después expulsados porque su literatura no podía ser leída. Esas personas fueron muy reprimidas por su literatura libre”.

“Si no existe un lazo o un intercambio con el pueblo de Cuba, no existe realmente un intercambio cultural y eso debe saberlo los ministros de cultura de su país, las personas que organizaron esta actividad acá en Cuba. No existe la verdadera cultura de los pueblos, el intercambio cultural, cuando se hace partidario de las personas que ostentan el poder y por la fuerza”.