Comunicados
 
Respuesta de CADAL al diario ''La República'' de Uruguay
24 de agosto de 2007
Ante la gran cantidad de información falsa vertida por el diario “La República” de Uruguay, en relación al evento “Periodismo y Democracia en América Latina”, realizado el pasado 17 de agosto en Montevideo y organizado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), se aclaran varios puntos.
 

Ante la gran cantidad de información falsa vertida por el diario “La República” de Uruguay, en relación al evento “Periodismo y Democracia en América Latina”, realizado el pasado 17 de agosto en Montevideo y organizado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), deseamos aclarar lo siguiente:

-El evento se planificó con cuatro meses de anticipación y tuvo en consideración la fecha en la cual estaría en Buenos Aires Carlos Lauría, Coordinador para las Americas del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) y autor del prólogo del libro “Escrito Sin Permiso”, de Manuel Vázquez Portal. Es evidente que fue una coincidencia la realización de este seminario a casi dos semanas del episodio de la “valija voladora” que involucra en un hecho de corrupción al gobierno de Venezuela y por tal motivo no se trató de ningún “operativo”, como falsamente señala “La República”.

-El seminario no fue financiado por la Fundación Konrad Adenauer, por lo cual su logo no apareció en el programa, y simplemente se participó a su Representante en Argentina para realizar la apertura, pues tanto el informe como el libro que fueron presentados en Montevideo, sí fueron publicados con el apoyo económico de esta fundación alemana a través de su sede en Buenos Aires. El evento se financió por parte de CADAL, gracias a un General Grant otorgado por la Atlas Economic Research Foundation de Estados Unidos, que apoya económicamente a más de un centenar de institutos pro democracia y mercado en todo el mundo. Estos fondos CADAL los recibe a través de transferencias bancarias en su cuenta del Standard Bank. El costo del evento implicó gastos de traslados en avión y barco desde Buenos Aires, una comida, el coffee break y sonido en el evento y el alojamiento de los expositores. El hotel no cobró el uso del salón, ofreció tarifas corporativas y la gran concurrencia fue posible gracias al auspicio del diario “El País”. El costo total del evento rondó los US$ 5.000.-

-El único expositor que participó del seminario vinculado contractualmente a CADAL fue el Dr. Fernando Ruiz, en calidad de Investigador Asociado. Lamentamos que “La República” no haya mencionado parte de la exposición de Ruiz en la cual analizó distintas tendencias en materia de periodismo y democracia, entre ellas la del “periodismo revolucionario”.

-En CADAL sabemos que cierto periodismo es parcializado y en el caso de “La República” cualquiera que haya asistido al seminario del 17 de agosto y luego leído la cobertura de este diario habrá notado su estilo tendencioso. Quizás la persona más indicada para reconocerlo es la propia periodista de “La República” que asistió a cubrir el seminario, aunque sabemos que la responsabilidad de la nota es de sus editores.. Se excluyeron deliberadamente de la crónica realizada por “La República” todas las opiniones que dejaban claramente demostrada la pluralidad de expresiones democráticas que se vertieron. Pero no preocupa tanto la información tendenciosa, sino la que es directamente falsa. Y preocupa más que a “La República” no le interesa en lo más mínimo hacer periodismo, pues en ese caso la regla más elemental de la profesión indica que todas las suposiciones que tenía este diario sobre el evento las podría haber preguntado a CADAL antes de publicarlas. Asimismo, en el sitio web www.cadal.org hay abundante información en español e inglés para cualquiera que esté interesado en conocer sobre su misión, principios, programas, financiamiento, autoridades, staff y colaboradores.

Finalmente, para CADAL el Uruguay es un país que siempre rescatamos en América Latina, junto a Chile y Costa Rica, por su calidad institucional, su cultura cívica y su vigorosa democracia. En contraposición, criticamos la falta de libertades y decadencia económica e institucional en países como Cuba y Venezuela. CADAL utiliza índices internacionales que miden las libertades civiles, políticas y económicas y la percepción de corrupción, donde Uruguay aparece en los primeros puestos en relación a la calidad y Venezuela y Cuba en los últimos. CADAL viene convocando en sus actividades en Montevideo a analistas internacionales, prestigiosos profesionales locales y figuras políticas de convicciones democráticas del Partido Nacional, Partido Colorado y del Frente Amplio, trabajando en Uruguay para que este país siga el ejemplo progresista de Chile. No hace falta aclarar a qué países “La República” quiere que se parezca Uruguay.

Gabriel C. Salvia
Presidente