Comunicados
 
Mensaje de Caecilia Wijgers al recibir en La Haya la plaqueta del Premio a la Diplomacia Comprometida en Cuba 2009-2010
20 de enero de 2011
«En mi trabajo durante mi estancia en Cuba siempre ha sido mi convicción que las libertades de expresión y del acceso a información son derechos básicos y fundamentales. Por eso para mí era obvio y natural apoyarlos en sus esfuerzos dirigido al bienestar del pueblo cubano. Creo que una sociedad civil verdadera es un motor para crear espacio en que los ciudadanos puedan florecer y abrir puertas y ventanas».
 

“Quisiera aprovechar esta oportunidad para expresar mi profundo agradecimiento a las personas dedicadas de CADAL y de la iniciativa de Puente Democrático por el premio a la Diplomacia comprometida en Cuba 2009-2010. Les expreso desde mi alma que sinceramente es un gran honor para mí. Quisiera agradecer especialmente por sus palabras gentiles a los miembros de la oposición cubana, activistas de derechos humanos, miembros de las familias de detenidos políticos y actores de la sociedad civil.

En mi trabajo durante mi estancia en Cuba siempre ha sido mi convicción que las libertades de expresión y del acceso a información son derechos básicos y fundamentales. Por eso para mí era obvio y natural apoyarlos en sus esfuerzos dirigido al bienestar del pueblo cubano.

Creo que una sociedad civil verdadera es un motor para crear espacio en que los ciudadanos puedan florecer y abrir puertas y ventanas. Estoy muy feliz que he podido aportar algo aunque sea poco. Les deseo mucho éxito en sus esfuerzos ahora y en el futuro”.

Caecilia Wijgers