Puente Democrático

Comunicados
La dictadura militar cubana le teme a las computadoras, libros y remeras
20 de julio de 2016
El Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) denuncia el continuo hostigamiento del régimen cubano a sus opositores pacíficos, a los cuales les confisca sus pertenencias cuando regresan al país. Entre los casos más recientes se encuentran los de Carlos Amel Oliva Torres y Lía Villares. CADAL les reclama a los países democráticos no ser cómplices del silencio que busca la dictadura cubana.

Desde el 14 de julio, el activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Carlos Amel Oliva Torres, se encuentra en huelga de hambre en protesta por el aumento de la represión en su contra. “Sin más medios para exigir el respeto a mis derechos que mi cuerpo y mi conciencia, me declaro en huelga de hambre” manifestó el activista cubano.

Lía Villares y Carlos Amel Oliva Torres

Oliva Torres denunció lo siguiente: “El pasado 24 de mayo fui víctima de un asalto en la vivienda del activista Arcelio Molina Leyva, que funciona como Sede Principal de nuestra organización para la parte Occidental del país, situada en el municipio Playa de Ciudad de La Habana. En esta ocasión además de ser deportado arbitrariamente bajo la acusación de ilegal, pese a que yo poseo un permiso de residencia transitoria vigente por seis meses, se me confiscaron dos laptops personales, mi móvil y un disco duro extraíble, entre otras pertenencias”.

El mencionado asalto por parte de la policía política y su posterior deportación interna, le impidieron que Oliva Torres viaje a la Argentina donde, invitado por CADAL, debía participar del cuarto y último módulo de un curso sobre Liderazgo y participación ciudadana en el que venía participando de manera destacada desde 2015.

Por su parte, Lía Villares, activista y bajista de la banda de punk rock Porno Para Ricardo, fue virtualmente secuestrada cuando llegó a La Habana el lunes 27 de junio luego de una visita de intercambio cultural a Buenos Aires. Villares se negó a que le revisen su equipaje, rebelándose de esa forma a que le confisquen las publicaciones y remeras (pullovers/T-Shirts) con el logo de la banda de punk rock y otras con la frase “Abajo quien tu sabes”. Villares manifestó “Ya estamos acostumbrados a los ultrajes de este tipo, lamentablemente, por eso me negué a la revisión, porque estoy cansada de ser ‘obediente’ y porque además es lo más arbitrario del mundo”.

La activista en la práctica fue secuestrada, trasladada por cinco policías a una estación lejana donde le confiscaron sus pertenencias de manera ilegal y sin ni siquiera labrarle un acta de decomiso. Posteriormente, en lugar de regresarla al aeropuerto, Villares fue abandonada en un lugar lejano.

Estos casos y otros similares demuestran la inmovilidad política de la dictadura militar cubana, manteniéndose como la sociedad más cerrada de América Latina. Al respecto, CADAL le reclama a los gobiernos democráticos y organismos internacionales que mantienen negociaciones con Cuba, que exijan al régimen de Raúl Castro poner fin al hostigamiento político a sus opositores pacíficos. Esto fue precisamente lo que recomendó Alemania en el último examen periódico universal de Cuba ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, cuando le solicitó “Abstenerse de todas las formas de hostigamiento, intimidación y detención arbitraria de activistas en favor de los derechos humanos”, recomendación que fue rechazada de manera tajante por la dictadura cubana.

“Cuesta entender qué es lo que negocian los países democráticos con el gobierno militar de Raúl Castro, pues no se percibe en Cuba ningún avance en materia de respeto a las libertades de expresión y reunión”, alertó Gabriel Salvia, presidente de CADAL.

El titular de CADAL agregó que “al permanecer en silencio y no formular reclamos, existe una evidente complicidad de los países democráticos en el hostigamiento a nuestros colegas cubanos por parte de la dictadura militar de Raúl Castro, lo cual para nosotros es inadmisible".

Twitter: @cadal
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Google +    
Artículos
Acerca de Puente Democrático
Programa del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) dedicado a promover la solidaridad democrática internacional.
Ver más
Documentos

Derechos Humanos antes y después de la caída del Muro de Berlín
Por Günter Nooke

Enfrentar el resurgimiento del autoritarismo
Por Christopher Walker

Normativa internacional de los derechos humanos y el sistema democrático
Por Edgardo Riveros Marín

Una crisis en el concepto de derechos humanos en el comienzo del siglo XXI
Por Yevgeniy Zhovtis

Instituto Václav Havel
Instituto Václav Havel
Redes
Coalición Internacional para Detener los Crímenes contra la Humanidad en Corea del Norte
Libros
Diplomacia y derechos humanos en Cuba. De la Primavera Negra a la liberación de los presos políticos, de Ingemar Cederberg y otros
Los Derechos Fundamentales y el Orden Jurídico e Institucional de Cuba, de Ricardo M. Rojas
Maten al cartero, de Jorge Elías
Turismo Solidario
Turismo Solidario en Cuba
Apoyo al Movimiento Cívico en Cuba
ProCubaLibre
Videos
Donaciones
Contribuya a tender puentes
para globalizar la democracia
Contacto

correo@puentedemocratico.org

Reconquista 1056 piso 11
1003 - Buenos Aires
República Argentina

Tel.: (+5411) 4313-6599

Videos

correo@puentedemocratico.org

© 2009 - 2017 Copyright Puente Democrático / Todos los Derechos reservados.