Comunicados
 
Sorpresa por la insensibilidad de Bachelet
29 de diciembre de 2006
Hilda Molina fue consultada en el programa radial de CADAL, que se emite en FM Palermo de Buenos Aires, si le sorprendía no haber tenido respuesta por parte de la presidente de Chile, Michelle Bachelet, a la carta que en su momento le envió.
 

Hilda MolinaEl miércoles 27 de diciembre, Hilda Molina fue consultada en el programa radial de CADAL, que se emite en FM Palermo de Buenos Aires, si le sorprendía no haber tenido respuesta por parte de la presidente de Chile, Michelle Bachelet, a la carta que en su momento le envió. Y esto contestó Hilda Molina: “Sí, me sorprende. Déjeme decirle que el presidente José Luís Rodríguez Zapatero, que es un hombre que no es médico, que también pertenece a un partido de izquierda, me ha respondido siempre personalmente las cartas. No a través de funcionarios, personalmente. A mí me sorprende que la sensibilidad ajena a la política que yo volqué en esa carta, dirigiéndome a ella como mujer, como médica; como mujer que sufrió los embates de una dictadura, por lo menos no hiciera un acuse de recibo. Porque por ejemplo yo me dirigí también a la princesa de Holanda, que es argentina, y ellos me respondieron, inmediatamente, una carta muy hermosa, muy extensa; que ellos no podían hacer nada, pero por lo menos me expresaron su solidaridad, su apoyo, sus oraciones. Al menos eso. A mí me sorprende lo de la Sra. Bachelet, porque por lo menos uno tiene que contestar cuando le escriben. Aunque yo no me considero tan importante para que un presidente me conteste. Pero bueno, en este caso yo no creo que se trate de una persona. Yo creo que nosotros, de cierta manera, simbolizamos la agonía de la familia cubana. Y por eso yo insisto más en la situación nuestra, que ya casi lo doy como un tema perdido. Pero como las miles de familias que pasan por esta agonía tienen miedo y no hablan, me he convertido en la voz de las familias de Cuba desgarrada. Y creo que por lo menos, en este sentido, merecíamos una respuesta”.

La carta de Hilda Molina a la Presidente de Chile Michelle Bachelet, está fechada el 8 de abril de 2006, fue entregada a la embajada de Chile en La Habana y CADAL le entregó copias al Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Demócrata Cristiano –Integrante de la Concertación- y a un importante funcionario de la Cancillería de Chile que le confirmó que ya la habían recibido y que estaba en manos de Bachelet.

A nueve meses del envío de la carta, a CADAL le sorprende la falta de sensibilidad de la primera mujer presidente de Chile. Al respecto, Gabriel Salvia, Presidente de CADAL, expresó lo siguiente: “confiábamos en que Bachelet podría tener coraje político para involucrarse en este tema que tiene un enorme apoyo en América Latina, pero hasta el momento ha decepcionado”. Y el titular de CADAL finalizó sentenciando que “así como cierta derecha chilena mostró su nostalgia autoritaria ante la muerte de Pinochet, cierta izquierda chilena sigue mostrando su límite democratizante en la complacencia con la larga dictadura de los hermanos Castro. Y espero que este no sea el caso de Bachelet”.

Texto completo de la carta que Hilda Molina le dirigió a Michelle Bachelet.

 
 
Website Security Test