Comunicados
 
La designación de Marino en Cuba es impresentable
22 de marzo de 2008
Con motivo de la propuesta presidencial para designar a Juliana Marino como embajadora argentina en Cuba, Gabriel Salvia, presidente del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) afirmó que "la misma es un retroceso en las relaciones con la isla al haberse escogido a una persona con una reconocida trayectoria en la defensa de la dictadura remanente de la región". Asimismo, Salvia expresó que "la designación de Marino representa una virtual ''sentencia de muerte'' para Hilda Morejón, la madre de la médica cubana Hilda Molina".
 

Con motivo de la propuesta presidencial para designar a Juliana Marino como embajadora argentina en Cuba, Gabriel Salvia, presidente del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) afirmó que "la misma es un retroceso en las relaciones con la isla al haberse escogido a una persona con una reconocida trayectoria en la defensa de la dictadura remanente de la región". Asimismo, Salvia expresó que "la designación de Marino representa una virtual 'sentencia de muerte' para Hilda Morejón, la madre de la médica cubana Hilda Molina". Morejón tiene 89 años y tanto a ella, como a Hilda Molina, la dictadura cubana les impide viajar a la Argentina a visitar al hijo de la médica, Roberto Quiñones y a su familia. En ese sentido, Salvia señaló que "Marino tiene una estrecha relación con Alejandro González Galiano, actual encargado de la Cancillería de Cuba para América Latina y ex embajador de la dictadura caribeña en la Argentina". "Hablé hace tres días con Hilda Molina -recordó Salvia- y me dijo que González Galiano es quien impulsa las campañas en su contra, por lo cual que la Argentina designe a una amiga suya como embajadora representa una renuncia al reclamo para que ella y su madre puedan viajar a Buenos Aires".

Salvia recordó que "Juliana Marino, ex Diputada Nacional y ex Legisladora de la Ciudad de Buenos Aires, es una reconocida activista local de la dictadura cubana y por tal motivo designar como embajadora en La Habana a una partidaria del régimen de la isla representa un grosero error por parte de Cristina Fernández de Kirchner. Esto marca una nueva contradicción en la defensa de los Derechos Humanos por parte de los Kirchner". El titular de CADAL adelantó que "le enviaremos una carta a los Senadores Nacionales que integran la Comisión de Acuerdos para impugnar la designación de Marino".

Recientemente, en un artículo titulado "El futuro de las relaciones con Cuba", Salvia había planteado que "Con la renuncia de Fidel Castro y el cambio formal del titular del Consejo de Estado en Cuba, el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner tiene ahora la gran oportunidad de poner a prueba un mínimo indicio de apertura política en el régimen de la isla. Efectivamente, el sucesor del anciano dictador será quien deba responder al pedido original de Néstor Kirchner para que la médica Hilda Molina y su madre puedan viajar a Buenos Aires a reunirse con su familia. Asimismo, la situación interna que vive Cuba y el protagonismo de Cristina Fernández de Kirchner en política exterior y derechos humanos pueden llevar a un mayor endurecimiento en las relaciones bilaterales, empezando por mantener la representación argentina en La Habana en el rango de encargado de negocios, hasta que desde la isla no surja una señal de apertura".

El titular de CADAL resaltó algunos antecedentes de Marino en la defensa de la dictadura cubana:

-Fue co-firmante de un proyecto en la Cámara de Diputados de la Nación que proponía "Declarar de interés de esta Honorable Cámara el VII Encuentro Nacional del Movimiento de Amistad y Solidaridad con Cuba" y en cuyos fundamentos se destacaba que "El Encuentro Nacional de Solidaridad Argentino Cubano a realizarse próximamente procura, entre otros objetivos, reforzar los nexos establecidos hasta el presente y profundizar y afianzar los vínculos entre Cuba y la Argentina para seguir avanzando en la senda de la hermandad latinoamericana y en la construcción de la patria grande".

-Fue Co-firmante de un proyecto en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires que proponía "Gestiones para rechazar el voto de condena contra Cuba que impulsara Estados Unidos en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU". Curiosamente, el autor del proyecto fue Patricio Echegaray, Secretario del Partido Comunista Argentino, cuya complicidad con la dictadura militar está sobradamente documentada, lo mismo que el bloqueo de Cuba a la condena a la Argentina en la misma Comisión, en 1977, la cual era promovida por los Estados Unidos.

-Entre otras actividades, participó el miércoles 24 de mayo de 2006 en "El tradicional Locro de Mayo" organizado por un grupo financiado por la embajada de Cuba en la Argentina, donde participó el Embajador de la dictadura, Aramis Fuente Hernandez y el Jefe de Misión, Jorge Luís Mayo por parte de Cuba, y Nora Cortiñas, madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora y el Diputado Nacional Miguel Bonasso. Anteriormente, el 26 de julio de 2004, había participado en la conmemoración del ataque al cuartel Moncada, también organizado por el grupo de choque local de la dictadura caribeña -que se jacta de organizar "escraches"- denominado Casa de la Amistad Argentino Cubana de Buenos Aires.

Como la designación de Marino representa lo opuesto a lo planteado oportunamente por CADAL, Salvia afirmó que "esta es una muestra más que la política exterior en derechos humanos de los Kirchner sigue siendo contradictoria con lo que declaman internamente".

Buenos Aires, 22 de marzo de 2008

 

 
 
Website Security Test