Comunicados
 
Participación en agasajo al Profesor Theo van Boven
24 de noviembre de 2009
Invitado por el embajador de Holanda, S.E. Henk J.W. Soeters, el presidente de CADAL, Gabriel C. Salvia, asistió a una recepción en homenaje a Theo van Boven, prestigioso jurista internacional y defensor de los derechos humanos, condecorado por las autoridades de la Cancillería argentina con la “Orden del Libertador San Martín” y por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires con el título de “Doctor Honoris Causa”.
 

Invitado por el embajador de Holanda, S.E. Henk J.W. Soeters, el presidente de CADAL, Gabriel C. Salvia, asistió a una recepción en homenaje a Theo van Boven, prestigioso jurista internacional y defensor de los derechos humanos, condecorado por las autoridades de la Cancillería argentina con la “Orden del Libertador San Martín” y por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires con el título de “Doctor Honoris Causa”. De la misma, participaron funcionarios y referentes de Derechos Humanos, como Silvia Fernández, de la Dirección de Derechos Humanos de la Cancillería, el periodista Robert Cox y Sra., Estela de Carlotto y Horacio Verbitsky, entre otros.

Theo van Boven nació en Holanda en 1934 y obtuvo su doctorado en Derecho en 1967. Hasta 1977 fue profesor universitario en la Universidad de Amsterdam y actualmente es codirector del Centro de Derechos Humanos y profesor de Derecho en la Universidad de Maastricht.

En 1977 van Boven fue nombrado director de la División de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y durante ese período ejerció con firmeza la idea de que la defensa de los derechos humanos debe ser una actividad prioritaria del sistema de Naciones Unidas y un elemento central en el desarrollo de estrategias en todos los niveles.

Durante su gestión intervino con profunda determinación y compromiso en aquellos países donde se registraban violaciones masivas a los derechos humanos y creó un grupo de trabajo para elaborar un informe sobre desapariciones forzadas que tuvo a la Argentina como uno de los principales países involucrados en esta práctica.  El peso de sus acciones fue tal que el gobierno de facto argentino impulsó fuertes presiones ante el Secretario General de Naciones Unidas para  separarlo de su cargo en febrero de 1982.

El testimonio de van Boven fue sumamente importante en  el Juicio a las Juntas que se realizó en nuestro país en 1985  ya que puso en relieve que las cúpulas militares conocían perfectamente la existencia de los centros clandestinos de detención y tortura y que no se trataban de “excesos” sino de un plan perfectamente pergeñado para perseguir y hacer desaparecer personas.

http://www.mfa.nl/bue-es/algemeen/eventos/homenaje_theo_van

 

 

 
 
Website Security Test