Eventos
 
Seminario Internacional - Experiencia socialista y transiciones
9 de noviembre de 2005
Ante un centenar de asistentes se realizó el Seminario Internacional "Experiencia Socialista y Transiciones", en el cual participaron como expositores destacados líderes y diplomáticos de países de Europa del Este junto a prestigiosos académicos locales.
 

Expertos en Europa del Este
participaron en Seminario Internacional

Ante un centenar de asistentes se realizó el pasado miércoles 9 de noviembre el Seminario Internacional "Experiencia Socialista y Transiciones", en el cual participaron como expositores destacados líderes y diplomáticos de países de Europa del Este junto a prestigiosos académicos locales.

El Seminario fue organizado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), la Carrera de Ciencia Política de la Universidad de Belgrano, la Fundación Friedrich A. Von Hayek y contó con el auspicio de la fundación checa People In Need y Pontis Foundation de Eslovaquia.

Durante este evento, realizado en un auditorio de la UB ubicado en el Microcentro de Buenos Aires, CADAL presentó un nuevo libro: "Transiciones - La experiencia de Europa del Este", a cargo de su autor, Fredo Arias.

Por el nivel de los expositores, con la presencia del Embajador de Alemania Rolf Schumacher entre los asistentes y la mayoritaria participación de universitarios entre la audiencia, esta actividad fue sin dudas una de las más importantes de las realizadas a nivel internacional en conmemoración de los 16 años de la caída del Muro de Berlín.

EXPERIENCIA SOCIALISTA Y TRANSICIONES
A 16 años de la caída del Muro de Berlín
Miércoles 9 de noviembre de 2005
Lavalle 485, Universidad de Belgrano
- Programa -

17:30 horas. Recepción

17:45 horas. Apertura

S. E. Vladimir Grácz, Embajador de la República de Eslovaquia en Argentina.

18:00 horas. Primera parte
La experiencia socialista en Europa Central y del Este.

Expositor: Dr. Ricardo López Göttig, Doctor en Historia (Universidad Karlova de Praga) e investigador de la Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas.

Samizdat y dictadura: historia y actualidad.

Expositor: Dr. Fernando J. Ruiz, Doctor en Comunicación Pública (Universidad de Navarra), autor de varios libros y profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral.

Moderador: Fernando Laborda, Director de la Carrera de Ciencia Política de la UB.

19:00 horas. Café

19:30 horas. Segunda parte
Presentación del libro "Transiciones: La experiencia de Europa del Este"

Expositor: Fredo Arias King, Licenciado en Economía y en Relaciones Internacionales y Máster en Estudios de Rusia y Europa Oriental (Universidad de Harvard).

Lecciones de Europa del Este para América Latina

Expositores: Wojciech Bonowicz, (arriba) laico, experto en temas eclesiasticos de Polonia y Jan Ruml, (abajo) firmante junto a Václav Havel de la Carta 77, ex Ministro del Interior de la República Checa y Ex Vicepresidente del Senado de la República Checa.

Moderador: Carlos González, People In Need.

20:30 horas. Cierre

S. E. Alexandru Víctor Micula, Embajador de Rumania en Argentina.

Discurso de cierre a cargo de Alexandru Victor Micula, Embajador de Rumania

Quisiera agradecerles a los organizadores, auspiciantes y anfitriones de este evento por permitirme estar hoy con ustedes. Creo que el proyecto en el cual se han embarcado el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina, la Carrera de Ciencia Política de la Universidad de Belgrano, la Fundación Friedrich A. von Hayek, People in Need y Pontis Foundation, representa tanto una provocación intelectual como un gesto de solidaridad.

Al conocer el tema de este Seminario Internacional, la primera pregunta que surgió en mi mente fue: ¿cómo hablarle a una audiencia, en esta parte del mundo, sobre la experiencia socialista por la que el país que yo represento, Rumania, ha pasado, y sobre la transición por la que todavía estamos atravesando, de tal manera que mis palabras no sólo sean entendidas sino comprendidas?

Desde que he llegado a este hermoso país, para ser el embajador de Rumania, he tenido numerosas oportunidades para hablar sobre el período del comunismo en Rumania y sobre el presente. A lo largo de extensas conversaciones acerca de la dictadura comunista tuve que hacer frente a la provocación de hacerles entender a mis interlocutores, lo siguiente:

-¿Por qué los rumanos vivíamos teniendo hambre si es que cada familia poseía un freezer y una heladera llena?

-¿Por qué temíamos quedarnos sin trabajo si es que en los países socialistas no existía la desocupación?

-¿Por qué no te alcanzaba el dinero para obtener una atención médica de calidad si es que la asistencia médica era gratuita?

-¿Por qué el ser mediocre se premiaba mientras que el ser sobresaliente te transformaba en un ser peligroso para el sistema político?

-¿Por qué querer ser miembro del Partido Comunista si es que lo odiábamos?

-¿Por qué nos sentíamos solos aunque sabíamos que la intimidad para los ciudadanos de esa Rumania gris era una ilusión?

-¿Por qué un gobierno del proletariado martirizaba al proletariado como ningún otro régimen en la historia de mi país?

El tratar de explicar estas antinomias del sistema comunista rumano, sobre todo a la gente que no ha vivido en los tiempos de la guerra fría, ha sido un ejercicio tan difícil como el de traducir un chiste a un idioma extranjero. Sólo que en este caso estaríamos hablando de un humor muy negro.

El tratar de explicar el proceso de transición tampoco ha sido una labor fácil y sobre todo si es que me refiero a los cambios producidos en la mentalidad de los rumanos en los últimos 16 años. Porque los rumanos vivimos la experiencia de un enfermo que fue congelado en el año 1936 y descongelado en el año 1989. Sí, en el año 1936, porque los comunistas no fueron la única dictadura, sino que representaron la dictadura más prolongada, la que siguió a una dictadura real, a una fascista y a una nacionalista-militar.

Y es así que después de volver al mundo, a fines del año 1989, después de una revolución sangrienta descubrimos que:

- la libertad significaba respetar las reglas;

- que la democracia no significaba que la mayoría tenía el derecho a ignorar a la minoría;

- que el disentir es sano;

- que el ser distinto no significa ser una amenaza sino que contribuye a enriquecer a la sociedad;

- que el mundo exterior no desea que nos vaya mal y que la solidaridad internacional existe;

- que para progresar realmente tenemos que reconocer que las culpas por nuestras carencias son en primer lugar nuestras;

- que no sólo somos ciudadanos rumanos sino ciudadanos del mundo.

Asimismo hemos descubierto la sociedad civil.

Es por eso que simpatizo tanto con el tema de este seminario y creo que los prestigiosos expositores que se han encontrando frente a ustedes, a lo largo de la tarde de hoy, han hecho un trabajo magnífico en sus intervenciones.

Espero que lo que ustedes han escuchado hoy aquí, los haga meditar acerca de aquellos ciudadanos del mundo que están viviendo realidades anacrónicas comparables con lo que mis conciudadanos y yo dejamos atrás hace 16 años. Y deseo finalizar mi breve intervención deseándoles a los que aún están detrás de las cortinas que todavía siguen en pie, que en un futuro no muy lejano ojalá ellos tengan el mismo dilema que yo hoy: ¿Cómo explicarles a mis hijas lo que nos pasó?

Organizaron:

Auspiciaron:

 
 
Website Security Test