EPU
 
El Examen Periódico Universal de Siria
7 de octubre de 2011
Los temas sobre los cuales se hizo hincapié y se llamó la atención a Siria fueron: la discriminación, violación del derecho a la vida, la restricción de la libertad física y de pensamiento, condiciones no equitativas de trabajo, acceso a la salud, elevada tasa de desempleo y desigualdad entre hombres y mujeres en la enseñanza, entre otros. En el diálogo interactivo, los países de América Latina que formularon declaraciones fueron: Cuba, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Uruguay, Brasil, Chile y Perú.
María Rosario Savini
@rosariosavini
 

El Examen Periódico Universal (EPU) es un mecanismo establecido por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, con el fin de analizar la situación de los Derechos Humanos de todos los países miembros de la ONU. El resultado final está a cargo de una troika (tres países) y básicamente es un resumen de tres documentos: el primero, lo elabora el Estado en cuestión; el segundo lo elabora la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas a partir de la información brindada por distintas organizaciones pertenecientes a la ONU; y el último, reúne la información que distintas ONG de Derechos Humanos hacen llegar al Consejo. Durante el EPU, también se produce un diálogo interactivo donde los distintos países miembros de ONU realizan preguntas y recomendaciones al país en estudio.

En la doceava sesión realizada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el día 7 de octubre de 2011, tuvo lugar el examen periódico universal de Siria. El Consejo de Derechos Humanos eligió al siguiente grupo de relatores (troika) para facilitar el examen de Siria: México, Arabia Saudita y Djibouti.

Los temas sobre los cuales se hizo hincapié y se llamó la atención a Siria fueron: la discriminación, violación del derecho a la vida, la restricción de la libertad física y de pensamiento, condiciones no equitativas de trabajo, acceso a la salud, elevada tasa de desempleo y desigualdad entre hombres y mujeres en la enseñanza, entre otros.

1) Igualdad y no discriminación

- Discriminación de las mujeres en cuestiones tales como la edad legal para contraer matrimonio, el divorcio, las herencias, los derechos de la madre con respecto a la tenencia de sus hijos, entre otras.

- Represión estatal contra minorías religiosas y étnicas, particularmente los curdos.

- Discriminación de las personas debido a su orientación sexual.

2) Derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona

- Vigencia de la pena de muerte en el país y de una polémica ley, la Nº 49 de 1980, que contemplaba la pena de muerte para toda persona perteneciente a la Hermandad Musulmana.

- Plena autoridad de las fuerzas de seguridad para realizar detenciones arbitrarias y ocultar el paradero de esas personas por tiempo indefinido.

- Desapariciones forzadas y ausencia de una comisión que se hiciera cargo de investigar dichos hechos y encargarse de que se enjuicie a los responsables.

-Condiciones antihigiénicas, malos tratos y torturas en los centros de privación de la libertad sirios.

- Práctica de la tortura como algo común y obtención de confesiones bajo dichas prácticas.

- Ausencia de protección jurídica a las víctimas de violación si el autor de dicha ofensa era la persona con la que la mujer se hallaba casada.

- Establecimiento del “motivo de honor” como causa atenuante de un asesinato.

3) Administración de justicia, incluida la impunidad, y estado de derecho

- Imposibilidad del sistema judicial de administrar justicia ni garantizar los derechos de las víctimas de violaciones de los derechos humanos.

- Falta de independencia del poder judicial, el cual está subordinado al Poder Ejecutivo.

- Gran cantidad de obstáculos a sortear por los defensores de los derechos humanos para ejercer su labor.

- Existencia de leyes excepcionales que protegen a los autores de delitos de tortura y otras violaciones, sobre todo cuando se trataba de funcionarios y agentes del orden sirios.

4) Derecho a la intimidad, al matrimonio y a la vida familiar

- Penalización de relaciones sexuales “contra natura” entre adultos (homosexualidad)

5) Libertad de circulación

- Imposibilidad de salir del territorio sirio para los curdos y sus descendientes, por ser considerados apátridas.

- Imposición de prohibición de viaje a algunas personas (sobre todo activistas y disidentes) aún cuando la única razón para hacerlo fuera la presencia de una sentencia judicial que así lo impida.

6) Libertad de religión y de creencias, de expresión, de asociación y de reunión pacífica, y derecho a participar en la vida pública y política

- El Gobierno prohibía a los Testigos de Jehová reunirse para orar, el acceso a literatura religiosa, la comunicación con correligionarios fuera de Siria y el empleo en puestos de la administración pública, teniendo muchas dificultades para obtener un pasaporte o salir del país. Los Testigos de Jehová y sus hogares estaban vigilados, y con frecuencia eran citados a interrogatorios.

- Negación a judíos y yezidis del derecho a la libertad de culto y otros derechos fundamentales.

- Represión sistemática de la libertad de opinión y de expresión a través de distintas medidas jurídicas, administrativas y de seguridad, incluida la detención arbitraria.

- Detención arbitraria y encarcelamiento de muchas personas que habían criticado a las autoridades de manera pacífica, como defensores de los derechos humanos, activistas políticos, blogueros y defensores de los derechos de la minoría curda.

- Fuerte censura e investigación a periodistas, blogueros y defensores de los derechos humanos independientes.

-Ausencia de periódicos privados o independientes, con la excepción de algunas publicaciones propiedad de allegados al régimen.

-Constante rechazo de solicitudes de acreditación de ONGs.

- Poder del Gobierno para limitar las actividades de las asociaciones privadas.

7) Derecho a trabajar y a condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias

•  Elevadas tasas de desempleo y desigualdades regionales y de género en cuanto al pleno disfrute del derecho a trabajar.

•  No reconocimiento de los curdos apátridas, debiendo trabajar éstos de manera ilegal o en el sector informal.

•  Falta de autonomía de los sindicatos, los cuales deben trabajar bajo la dirección del partido gobernante o ser disueltos si violaran las políticas gubernamentales.

8) Derecho a la seguridad social y a un nivel de vida adecuado

- Presencia de importantes diferencias entre las zonas rurales y urbanas respecto del nivel de vida, continua y crónica carencia de recursos económicos en las zonas rurales y patrón de migración de las zonas rurales a las zonas urbanas que provocan la urbanización de la pobreza.

- Mayoría de trabajadores desprovistos de la protección social básica.

- Falta d e disponibilidad, accesibilidad y calidad de los servicios de salud entre los grupos vulnerables, lo que seguía planteando un problema, particularmente en las zonas rurales, donde las infraestructuras y el tratamiento médico continúan siendo insuficientes. El VIH/SIDA sigue siendo un tema tabú, no se notifican todos los casos de personas afectadas y el Gobierno carece de una estrategia explícita para combatir la epidemia mediante intervenciones y establecimientos adecuados.

9) Derecho a la educación y a participar en la vida cultural de la comunidad

- Énfasis de la educación en cuestiones ideológicas más que en el aprendizaje en sí, con la consecuente censura de algunas actividades realizadas por los centros culturales.

- Prohibición del idioma, la literatura y las prácticas culturales curdas, con el consecuente aumento de analfabetos entre quienes no manejan el idioma árabe.

- Obvias desigualdades de género en la educación.

10 ) Minorías y pueblos indígenas

•  Discriminación de minorías, especialmente de los curdos (privación de derechos sociales y económicos, imposibilidad de obtener la nacionalidad siria, dificultad para obtener empleo, contraer matrimonio, hasta el acceso a los servicios estatales básicos)

11) Migrantes, refugiados y solicitantes de asilo

- Puesto que Siria no era parte en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951, los refugiados en el país son tratados como turistas, invitados o intrusos ilegales. No tienen derecho a trabajar y pocas opciones para ganarse la vida.

- Hostigamiento, detención, encarcelamiento y devolución forzosa a su país de los refugiados ahwazíes.

- Imposibilidad de var ias minorías religiosas y étnicas y otros grupos vulnerables, como los refugiados y los trabajadores migrantes empleados en el servicio doméstico, de ejercer sus derechos económicos y sociales en la misma medida que la población siria en general.

Diálogo interactivo

En el diálogo interactivo, los países de América Latina que formularon declaraciones fueron: Cuba, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Uruguay, Brasil, Chile y Perú.

Cuba felicitó al país por la adopción de una serie de medidas y la apertura al diálogo con la oposición. También tomó nota del levantamiento del estado de emergencia, el establecimiento de un poder judicial independiente y la promulgación de nuevas leyes para los partidos políticos. Cuba recomendó al país seguir confrontando cualquier intento de intervención extranjera en sus asuntos internos, así como seguir tomando medidas a nivel nacional guiados por sus legítimas autoridades como una solución política a lo que está sucediendo en el país.

Ecuador reafirmó el derecho de las personas a la autodeterminación, el respeto por la soberanía y la integridad territorial y el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados. Reconoció que el único modo de avanzar es mediante la reconciliación y la paz. Ecuador instó al país examinado a encontrar una fórmula para reiniciar el diálogo respetuoso entre los distintos partidos políticos y así encontrar una solución pacífica a sus problemas. También instó al país a continuar con sus políticas de protección de los palestinos refugiados en el país.

La República Bolivariana de Venezuela notó que, a pesar de las serias dificultades y sufrimientos, Siria había enviado un mensaje de compromiso para con los derechos humanos. Llamó la atención sobre los esfuerzos hechos por el país examinado para lograr la paz y la reconciliación nacional promoviendo reformas que aseguraran los derechos sociales y económicos. Venezuela reiteró su apoyo a Siria para preservar la unidad nacional y la estabilidad y recomendó mantener el buen momento por el que atraviesa el país en lo referente a mejorar la legislación y las instituciones. Llamó al país a asegurar la ejecución, en la práctica, de las leyes, particularmente en el área de la educación, derechos de las mujeres, niñez, personas con discapacidad o víctimas del tráfico humano. También instó a Siria a continuar con los esfuerzos por crear un entorno armónico con los ciudadanos, mantener la seguridad, la integridad del país, el orden público y proteger la propiedad pública y privada. Con respecto a la educación, Venezuela consideró que el nivel del país era excelente y que había que mantener aquello.

Bolivia hizo algunas recomendaciones al país examinado como implementar apropiadamente todos los cambios prometidos a sus ciudadanos y reforzar el diálogo con la sociedad. Recomendó reforzar los indicadores de salud, especialmente los relacionados con la salud maternal y de los niños mediante la mejora de los servicios públicos de salud. Llamó a Siria a reforzar la educación libre para todas las personas, especialmente en las áreas rurales.

Uruguay reiteró su preocupación por la violenta represión de protestas pacíficas y el incremento de actos contrarios a las leyes internacionales de derechos humanos. Recomendó al país mantener una relación de cooperación con el sistema universal de promoción y protección de los derechos humanos. También los instó a adoptar un plan nacional cuyo objetivo sea resolver la situación de los niños que viven en la calle. Con respecto a los detenidos, Uruguay consideró que Siria debía liberar a los prisioneros de conciencia y detenidos arbitrariamente y poner fin a las intimidaciones, persecuciones y arrestos arbitrarios.

Brasil se mostró seriamente preocupado por la situación de los derechos humanos en Siria. Condenó los actos de violencia perpetrados por ambos bandos y declaró que la respuesta violenta a protestas pacíficas era inaceptable. Agradeció los esfuerzos por asegurar las condiciones alimentarias, aumentar los indicadores de salud y ocuparse de las cuestiones de protección de los refugiados llevadas a cabo por la Oficina del Alto Comisionado para la protección de los refugiados de las Naciones Unidas. Brasil recomendó al país examinado que respetara la libertad de asociación y expresión

Chile, por su parte, declaró que la situación de Siria estaba causando una gran preocupación en la sociedad chilena. Llamó a Siria a generar condiciones para poner fin a la violencia y la represión, garantizando los derechos humanos y las libertades fundamentales. Aseguró que el estado de emergencia debía ser levantado para poder garantizar los derechos humanos. Las recomendaciones que hizo al país examinado fueron: proteger a los grupos vulnerables, sobre todo a los niños y niñas; liberar a todos los detenidos por expresar libremente sus opiniones

Perú lamentó que Siria no estuviera a la altura de los compromisos asumidos en marzo de 2011 relacionados con el mantenimiento de los más altos estándares en la protección de los derechos humanos. Tomó nota de que Siria no había cursado una invitación permanente a los procedimientos especiales y no autorizaba el acceso de la Relatora Especial que hacía referencia a la situación de los defensores de los derechos humanos.

Los documentos pueden ser consultados en el sitio Web del Consejo de DDHH de la ONU: http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/UPR/PAGES/SYSession12.aspx

Para más información sobre el Examen Periódico Universal léase:
BRUM, Pablo; “ El Examen Periódico Universal: Oportunidad inesperada en el Consejo de Derechos Humanos ”; 2008.